Al menos diez personas han muerto y un niño de cinco años permanece desaparecido tras los desbordamientos de torrentes en la comarca del Levante de Mallorca causados a última hora de este martes por una tromba de agua que ha registrado hasta 233 litros por metro cuadrado, según ha confirmado Emergencias 112 de las Islas Baleares en Twitter. Los diez fallecidos son 6 hombres y 4 mujeres, ha detallado la Guardia Civil.

Las inundaciones dejan más de un centenar de personas desplazadas de sus domicilios y realojados, mientras que el número de desaparecidos que en un principio se elevó a seis personas se ha reducido a uno, tras la localización de tres de ellos en una antigua estación de tren donde se habían refugiado.

La persona buscada es un niño de cinco años que viajaba en coche con su hermana y su madre, que solo pudo salvar a la niña antes de morir. No obstante, los equipos de rescate no descartan que hay más desaparecidos de los que no se tiene constancia, traslada RNE.

Las riadas registradas en el Levante de Mallorca constituyen una de las tragedias más graves causadas por lluvias en los últimos 25 años en España.