Según informa Efe, el artefacto explotó en un mercado popular situado en la zona de Al Baladiyat, en el este de la capital iraquí, lo que provocó que tres civiles murieran en el acto.