La nueva tienda se convierte en la insignia de la renovación de la marca

Adolfo Domínguez reinaugura hoy su establecimiento estrella en Barcelona, que se convierte en su primera flagship en el mundo bajo el nuevo modelo de tienda y estrategia comercial. Se trata de un establecimiento de 300m2 en el número 32 del Paseo de Gracia de la capital catalana que la compañía ha remodelado durante los últimos 10 meses.

La reapertura de la tienda aplica el nuevo modelo comercial, con establecimientos más luminosos y con prendas y complementos agrupados bajo la misma enseña una vez concluido el proceso de fusión de marcas. La renovación de la imagen de la marca en el mercado está representada por un nuevo logotipo.

Con el nuevo concepto de tienda, la firma visibiliza en las calles la renovación que vive la compañía desde 2016.

La iniciativa apuesta por espacios de 200 m2 con una arquitectura más abierta y luminosa y situados en las calles comerciales más destacadas y rentables de las ciudades. Las flagship, o tiendas insignia, son un poco mayores. En España, Adolfo Domínguez cuenta con dos tiendas de este tipo, una en Madrid y otra en Barcelona.

El grupo Adolfo Domínguez ha mejorado su resultado operativo un 50,5% en el primer trimestre del ejercicio 2018-2019 (marzo 2018 – febrero 2019) y generado 2 millones de euros más con 61 puntos de venta menos que en el mismo trimestre del ejercicio 2016-2017. La firma de moda de autor facturó 113,7 millones de euros en el último ejercicio completo 2017/2018.

Evocando el carácter minimalista que ha identificado durante los últimos 40 años a las prendas de Adolfo Domínguez, el establecimiento de Paseo de Gracia 32 presenta una arquitectura abierta y luminosa. Durante su remodelación, se ha apostado por la utilización de materiales naturales como la piedra y la madera, a la vez que se ha recuperado la imagen original del edificio, descubriendo los ladrillos en las paredes del inmueble. La renovación de la flagship store en Barcelona materializa desde una óptica renovada los valores que identifican a Adolfo Domínguez: sencillez, atemporalidad y marca de autor.