El actor y director estadounidense Jerry Lewis, considerado el rey de la comedia, murió el domingo a los 91 años de edad en su casa de Las Vegas.

El famoso actor, considerado uno de los cómicos más revolucionarios de la posguerra, falleció por causas naturales, según dieron a conocer las primeras noticias los medios especializados. Nacido en Newark (Nueva Jersey) el 16 de marzo de 1926, Lewis era hijo de padres actores de espectáculos de variedad, rusos de origen judío, raíces que lo hicieron abandonar rápidamente la escuela, de donde fue expulsado por haber golpeado a un profesor que hablaba mal de los judíos.

Su carrera comenzó como comediante en un cine-teatro de Brooklyn y sus breves papeles entre el primero y segundo tiempo fueron rápidamente reconocidos. La primera gira se remonta a 1944 y dos años después nació la dupla con Dean Martin en los años 50, con quien filmó 16 películas.