Hamás y Al Fatah, las dos principales facciones palestinas, han alcanzado un acuerdo de reconciliación con la mediación de Egipto, diez años después de la ruptura entre ambas.

El acuerdo, firmado este jueves en El Cairo, fortalecerá el Gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en Gaza, que asumirá todas sus funciones, incluyendo la de seguridad y control de fronteras, como muy tarde el 1 de diciembre.

La ANP controlará desde el 1 de noviembre el paso fronterizo de Rafah, que comunica Gaza con Egipto, única vía de comunicación de la franja, aislada por Israel.

También se establece como plazo hasta el 1 de febrero próximo para solucionar la cuestión de los funcionarios de Gaza (unos 50.000) y el pago de sus sueldos. Además, el 14 de noviembre, ambos movimientos se reunirán con el resto de facciones palestinas.