Según los datos facilitados al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social por las comunidades autónomas con carácter mensual, a fecha 31 de mayo de 2018 han iniciado tratamiento de última generación frente a la hepatitis C en nuestro país, 110. 674 pacientes.

Desde la puesta en marcha del Plan Estratégico para el abordaje de la Hepatitis C en el Sistema Nacional de Salud (PEAHC), el 1 de enero de 2015, una media de 2.679 pacientes al mes comienzan tratamiento. Este modelo de abordaje de la enfermedad ha permitido que España se sitúe a la cabeza de Europa en lo que a tratamientos se refiere y, además representa uno de los mayores éxitos de nuestro Sistema Nacional de Salud en cuanto a la accesibilidad a fármacos innovadores.

En los inicios de este Plan Estratégico, el tratamiento se realizó mediante una estrategia de priorización en función de la gravedad, el riesgo elevado de transmisión de la infección y la capacidad asistencial del Sistema Nacional de Salud en todo el territorio Nacional. En junio de 2017 se propuso una actualización de la estrategia terapéutica para incluir también en el tratamiento a todos los pacientes, con independencia del grado de fibrosis.

La estrategia continúa en vigor y desde principios de año 14.885 pacientes han iniciado tratamiento con medicamentos antivirales de acción directa, un 19% más que en el mismo período de 2017.

Prácticamente la totalidad de los pacientes consiguen una respuesta viral sostenida. El Ministerio recoge en el registro de monitorización terapéutica, la información de pacientes tratados  con estos fármacos en el SNS. Según la explotación de los datos de 29.076 pacientes, en línea con publicaciones internacionales, se consiguen tasas de respuesta viral sostenida a las 12 semanas superiores al 95%.

La actualización del Plan Estratégico para el abordaje de la Hepatitis C en el Sistema Nacional de Salud (PEAHC) contempla los siguientes aspectos: extender el tratamiento a todos los grados de fibrosis, siempre bajo criterio médico, incorporar la eficiencia a los criterios que rigen la selección de los medicamentos, añadir al arsenal terapéutico dos nuevos medicamentos financiados, recomendar pautas de tratamiento con duración entre 8 y 24 semanas y la ampliación de este Plan hasta el año 2020.