La OMS  ha subrayado que la respuesta al brote de ébola en la República Democrática del Congo está en un punto crítico porque la respuesta es cada vez más complicada por la violencia. “La OMS hace frente a una situación precaria por el reciente aumento de la inseguridad, los incidentes y la extensión del virus”, ha asegurado en un comunicado.

Las áreas afectadas ahora cubren cientos de kilómetros incluyendo un caso en una “zona roja” por la inseguridad donde el acceso es “extremadamente difícil”

Esta semana se han confirmado 10 nuevos casos, que ascienden el total a 140. 106 personas han muerto por la enfermedad

El pasado 28 de septiembre, la OMS ascendió a “muy elevado” el riesgo de contagio “a nivel regional y nacional”, como consecuencia del continuo movimiento de personas y los intercambios comerciales con naciones colindantes con la RDC como Uganda.

OMS / Lindsay Mackenzie